LA CAJA DE ARENA

Publicaremos en el blog algunas de las técnicas terapéuticas con las que puede trabajarse en sesión individual y que están al servicio del desarrollo del paciente y de su proceso personal en terapia.

Hoy empezamos con una de las técnicas aplicables al trabajo con  adultos y niños/as. La CAJA DE ARENA: A través de la colocación de diversas figuras sobre la arena, se manifiestan contenidos inconscientes del paciente lo que facilita ampliar la conciencia y reparación de  situaciones traumáticas, conflictos,  bloqueos emocionales, asuntos no expresados…

Es una técnica proyectiva vivencial que facilita la exploración de estados internos y la expresión y comprensión de los estados emocionales.

La escena que se construye de forma espontánea tras la colocación de figuras sobre la arena dentro de una caja azul (personas, animales, paisajes, vehículos, elementos de la naturaleza o más simbólicos como un puente, una escalera, un pozo…)  es una fotografía tridimensional de la psique. Un niño/a por ejemplo puede expresar el conflicto de pareja de los padres mediante la representación de una batalla entre personajes… La soledad de un adulto puede manifestarse por la colocación de pocos personales aislados sobre la arena, los duelos no expresados con figuras enterradas… Cada elemento va construyendo parte de su historia personal presente e inconsciente, conflictos internos, síntomas psicológicos o expresión de estados vitales

Se pretende acceder al mundo intrapsíquico del paciente  y la comprensión de su contenido. Permite expresar a través de un vehículo diferente de lo verbalenriquecer las narrativas a través de la emergencia de metáforas terapéuticas e integrar partes disociadas.

Así, esta técnica puede funcionar como un medio de expresión seguro de conflictos, miedos, fortalezas, etc

Se puede aplicar en trastornos del apego (o vínculo), impulsividad/ agresividad, procesos de duelo, trastornos psicosomáticos y de la conducta, hiperactividad, autismo, acoso escolar, historias de abusos, dificultades verbales, lingüísticas, problemas de autoestima y relacionales.

Hay aspectos formales y de contenido que indican al psicoterapeuta información sobre las dificultades y potencialidades del paciente, su estado emocional… además de que la propia creación de la escena tiene en sí mismo la facultad de desbloquear, integrar, expresar, reparar…

Y además de todo ello, lo que he disfrutado y conectado con mi “niña” interna preparando todos los elementos, seleccionando y probando la arena, rescatando juguetes antiguos, prestados o encontrados “al azar”…

¡Os invitamos a visitarnos para conocer más sobre nuestro trabajo y expresarnos tu necesidad o búsqueda personal!